Alineación y Balanceo

Si nota que su vehículo hala hacia la derecha o la izquierda cuando suelta el volante por unos segundos, necesita verificar su alineación. Si nota que su volante vibra o su auto tiene ruidos a determinadas velocidades, precisa verificar el balanceo de las ruedas de su vehículo.

La alineación del vehículo ajusta los ángulos de las ruedas, manteniéndolas perpendiculares al suelo y paralelas entre sí. El balanceo de una llanta permite que la rueda gire sin provocar vibraciones en los vehículos a determinadas velocidades.

En la mayoría de los vehículos la alineación previene:

• El desgaste irregular de las llantas, aumentando su vida útil.
• El aumento de la fricción de la llanta en el suelo, contribuyendo con la economía de combustible del vehículo.
• El desplazamiento del vehículo, mejorando la facilidad de conducción y la seguridad.

¿Por qué es importante realizar el balanceo?

Las consecuencias de no realizar el balanceo o de un procedimiento mal realizado en las ruedas delanteras y traseras se materializa en vibraciones en distintas franjas de velocidades, ya sea en el volante, en el piso del auto, en el tablero de instrumentos o en los asientos.

El balanceo en las cuatro ruedas es fundamental para el confort en la conducción y el mantenimiento del desempeño de las llantas.

¿Por qué es importante realizar el balanceo?

La alineación de su vehículo puede verse comprometida por causa del golpe de la llanta con un hueco o baches en las carreteras, hasta por accidentes más graves como un choque. Cuando el vehículo está desalineado, los bordes (hombros) de las llantas se desgastan más rápidamente, comprometiendo el desempeño del vehículo.

Eso hará que tenga que cambiar las llantas antes de lo esperado. Un simple desalineado puede provocar serios problemas, ya que el objetivo es optimizar la facilidad de conducción y maximizar la vida útil de las llantas.

• En todas las revisiones periódicas estipuladas por el fabricante del vehículo.
• Siempre después de un impacto fuerte contra baches, piedras, huecos u otros objetos.
• Siempre cuando se sustituye algún elemento de la suspensión o de la dirección.
• Cada vez que note algún comportamiento extraño en el vehículo, como ir más hacia un lado o con dificultad para mantenerse en la trayectoria.
• Cuando se verifiquen desgastes irregulares en las llantas.
• Cuando se sustituyan las llantas.

×
¡Hola! Bienvenido a Serviteca Innovación Automotriz
Tenemos excelentes productos y servicios al mejor precio ¿en qué podemos ayudarte? 😁